Cinco razones para cumplir tu sueño y estudiar música

por

59 posts

¿Te has dado cuenta que cada año el tiempo va pasando más rápido? Parece que el verano fue sólo hace un par de días. Por eso tenemos que aprovechar cada minuto. A menudo nos dedicamos a complacer a los demás y dejamos de lado lo que realmente queremos hacer.

Muchas veces posponemos nuestros sueños y nos concentramos en otras cosas que en el momento se ven más importantes, como el trabajo, los estudios, la familia. Si siempre soñaste en aprender música, pero sientes que ya no puedes porque ya no estás en edad de estudiar, estás equivocado.

Alicia Pedroso, Musicóloga y Vicerrectora Académica de Projazz comenta:

De forma aficionada, nunca es tarde para estudiar música y siempre conlleva beneficios que tienen relación con el bienestar que nos proporciona el cumplimiento de los pequeños desafíos que significa sincronizar el dedo o la voz con la nota que queremos dar con las características que queremos proporcionar a ese sonido. Nuestra flexibilidad inicial podría ayudarnos muchísimo a la hora de enfrentar la interpretación musical, pero también puede promover su mejora, por lo que es indispensable hacerse acompañar de un buen profesor que cautele la forma sana de abordar esta aventura y no lesionarse en el intento. Encontrar el instrumento que hable el idioma que queremos o encontrar la voz que queremos, será amor a primera vista o búsqueda específica, no hay una manera única de que esto pase.

Si aún tienes dudas sobre dar el primer paso y comenzar a estudiar música, te presentamos 5 razones por las que debes hoy considerar cumplir tu sueño:

1. Tienes una deuda personal

¿Te has dado cuenta que cada año el tiempo va pasando más rápido? Parece que el verano fue sólo hace un par de días. Por eso tenemos que aprovechar cada minuto. A menudo nos dedicamos a complacer a los demás y dejamos de lado lo que realmente queremos hacer. Analiza si lo que siempre has soñado es algo que puedes hacer ahora y lánzate, tus amigos y familiares te apoyarán. No hagas caso a la voz del “Censor”, ese discurso interno que no podemos controlar y que dice cosas como “nunca lograré hacerlo bien”, porque no lo descubrirás si no lo intentas, y ¿quién sabe? a lo mejor te cambia la vida y sólo son un par de horas a la semana.

2. Nunca es tarde

Si ya pasaste la barrera de los 30, o incluso de los 40 y piensas que ya es muy tarde para estudiar, estás equivocado. Tal como comenta Juan Pablo Avendaño, Secretario Ejecutivo de Educación Continua de Projazz:

Ha sido muy motivante ver a adultos tomar su primera clase, ya que en algunas ocasiones vienen con muy pocas expectativas de ellos mismos, pero al cabo de un tiempo se dan cuenta de los resultados y se motivan aún más. Hemos tenido alumnos de más de 70 años que vienen a aprender y a compartir con el resto, en clases de Ensamble por ejemplo, se forma un ambiente súper grato y respetuoso para todos.

¿Sabías que el reconocido compositor y pianista de jazz, Thelonious Monk logró su primer éxito masivo recién a los 46 años? Algo parecido le paso a Debbie Harry, de Blondie, con quienes logró notoriedad en la industria musical recién a los 33 años. Ellos no se rindieron nunca para cumplir su sueño y su arduo trabajo rindió frutos.

3. Tienes muchas opciones para lograrlo

Desde Academias a Universidades e Institutos Profesionales, muchas casas de estudio tienen hoy áreas dedicadas a la enseñanza de la música, tanto como hobbies o como carrera profesional.
Es el caso de Projazz, que lleva más de 30 años dedicado a la enseñanza del jazz y la música popular, de manera profesional pero también dando cursos diseñados a tu medida, desde un mes de duración. Tu decides cómo quieres ir avanzando. Son cientos de artistas realizados que han salido en estas más de 3 décadas como Camila Moreno, Ra Diaz, Camila Meza, Cristóbal Orozco y muchos otros.
Y si lo tuyo es estudiar en serio, pero no tienes el tiempo para sacar una carrera profesional, puedes estudiar un curso certificado desde 3 meses. Lo vas a pasar bien estudiando lo que más te gusta y además van a certificar tu talento como músico o cantante, lo cual te servirá en tu carrera o currículum, ya que avalan tus competencias y conocimientos. Esta es una modalidad muy común que utilizan destacadas universidades como Berklee College of Music y la Escuela de Música de Yale.

4. Comparte con más personas que vibran igual que tú

No es necesario que quieras estudiar música de manera profesional, pero puedes perfeccionar tu talento. Un curso para aprender a tocar guitarra, batería o canto en el Instituto Profesional Projazz te da la posibilidad de tomar una clase de ensamble con otras personas que están en tu mismo nivel y sacar juntos canciones como una banda, una instancia perfecta para pensar en armar tu propia agrupación musical. Además, al finalizar el curso puedes participar de una presentación oficial, frente a tu familia y amigos.

5. Crecimiento personal

El proceso de crecer integralmente como persona y conocer todas tus capacidades y potencial, incluye más que el crecimiento profesional. Para alcanzar tu mejor versión te invitamos a cumplir tus sueños. Dar espacio a desarrollar una motivación personal vinculada al arte te confiere más seguridad, te ayudará a eliminar el estrés del trabajo y será un increíble referente para todas las metas que te pongas en la vida. Tu familia, tu pareja y tus hijos se sorprenderán de todo el potencial que tenías guardado para mostrar. Como dijo la autora de Harry Potter, J.K. Rowling (quién, por cierto, recién conoció la fama a los 33 años): “Cualquier cosa es posible si tienes suficiente valor. Son nuestras decisiones las que muestran lo que podemos llegar a ser, mucho más que nuestras propias habilidades”.