Tobalaba: Bares y terrazas con onda

Comida, bebida y un grato ambiente que en estas tardes cálidas invita a que cientos de santiaguinos y santiaguinas llenen esta zona de la capital.

Cada año, a medida que comienza a subir la temperatura y así las noches se hacen más agradables, el tramo de esta avenida que va desde 11 de Septiembre hasta Colón emerge con todo y se llena  de gente. Lo que pasa es que gran parte de sus bares invitan a pasar una tarde (y la noche también) agradable, gracias a sus terrazas, las que son ya una marcada característica de esta zona.

Uno de los bares más taquilleros del barrio es el Ecléctico, ubicado a pasos del Metro Colón. Este lugar se ha hecho de una merecida fama, por ser uno de los pocos del sector (y de Santiago) que funciona hasta tarde los domingos. Además, esas noches y cualquier otra de la semana siempre ofrece buena comida como pizzas y empanadas de distintos sabores, las que vienen acompañadas por un exquisito pebre. Casi siempre está lleno (lo que da confianza), es atendido por mujeres bonitas y amables y el público es prendido, aspecto que le da una energía positiva al local.

El Ecléctico emerge como punto de encuentro para el happy hour y es uno de esos bares ideales para prenderse e ir calentando motores para continuar la noche bailando  en una discoteque o carreteando en alguna casa con amigos. Al lado del Ecléctico se ubica el conocido Doce Trece, que lleva ese nombre debido a su dirección. Cabe destacar que este local es uno de los menos taquilleros de la zona, pero pese a ello logra convocar a una gran cantidad de gente porque cuenta con una gran terraza, buenos precios en cervezas, sándwiches y chorrillanas. Y a pocos metros de ahí tienen su bar, con buenas pizzas y destilados que no se venden el local principal.

Pero el circuito para carretear en esta zona también ofrece lo suyo en el sector donde confluyen Hernando de Aguirre y Providencia, formando una amplia explanada peatonal. En este lugares existen hay varias fuentes de soda muy recomendables como Elkika Ilmenau y el Lugano, que se ubican a pasos del metro Tobalaba. El primero destaca por sus sandwichs, sus cervezas y buenos precios, mientras que el segundo ofrece la posibilidad de ver partidos de fútbol y tiene buenas empanadas para picotear. Más modesto que Elkika es el Zar del Sándwich, que se ubica a pasos de la fuente de soda de raigambre alemana. Este local apuesta por los completos, churrascos y cervezas. Es una buena opción para quienes quieran comer rápido y partir hacia otro lado.

Otro clásico del barrio, el Moloko tiene una onda parecida a la del Ecléctico, por lo que es otro de los restobares más onderos de la zona. Ubicado en Tobalaba con Carlos Antúnez, este lugar presenta una gran terraza para disfrutar del buen clima en primavera y verano. Además ofrece platos, lo que marca una diferencia con otros pubs. De su carta destacan los pescados, las carnes y  distintos picoteos, para los que tengan menos hambre. Moloko también tiene la gracia de que en su segundo piso se ubica el Astro Micro Bar, un  espacio independiente del pub, donde hay mucho colorido y en el que tocan distintos DJ. Con frecuencia también hay sesiones musicales especiales.

Ya lo saben, son varias cuadras de la Avenida Tobalaba las que ofrecen diversión para todos los gustos. Y como las terrazas son una característica de este sector, qué mejor que esta época del año para visitarlo. ¡Anímense!

 

powered byDisqus