El día en que Bob Dylan cambió la historia

Ver en YouTube

Corría el año 65 y Bob Dylan era el esperado recambio generacional en el folclore americano. Su disco Freewheelin Bob Dylan y The Time Are A Changin lo habían posicionado como una promesa de un estilo que estaba casi muerto y en la vocero de una generación. Gracias a estos méritos, lo invitaron con honores al importante festival de Newport, la gran cita folk gringo. Apenas unos días antes, había salido su quinto álbum Bring It All Back Home.

Llevaba  un par de canciones a guitarra de palo, cuando llegó el turno de tocar su flamante nueva canción, la que se convertiría en la más clave de su carrera y según la gran mayoría de los medios musicales, en la canción más importante de la historia. Dijo unas palabras, tomó la guitarra eléctrica, la conectó a un amplificador y comenzó a tocar Like a Rolling Stone. Para los viejos, el tocar con electricidad era un sacrilegio y por eso fue abucheado, insultado y vetado de por vida por la comunidad folk. Por otro lado, este hecho cambió para siempre la historia del rock, marcando un paradigma en la historia de la cultura popular americana

powered byDisqus